C/ Severo Ochoa Nº 4, Nave Nº 18 Rivas Vaciamadrid
662475589 - att.cliente@lossecretosdemar.com

Publicado por: C. F


                                                          Histeria
Morados, rosas, de plástico, de silicona, de cristal, con luces, realísticos, futuristas... El mundo de los vibradores avanza a paso agigantados. Gracias a la visibilización de la masturbación como algo natural, maravillosas mentes trabajan día a día para innovar y mejorar el mundo de la juguetería erótica, ofreciéndonos un amplio espectro de posibilidades para satisfacer cualquier necesidad y gusto. 

Pero, ¿sabes cuál es la historia que se esconde detrás de estos grandes aliados de cama? ¡Nosotras te lo contamos!



Annes Braga con mando a distancia (vibrador para el clitoris https://www.lossecretosdemar.com/producto-anne-s-desire-panty-pleasure-tecnologia-watchme-negro )

                                                               braga vibradora

Remontémonos a la época victoriana. Corre el siglo XIX, el mundo está cambiando y la sociedad se va modernizando pero de repente, un montón de mujeres empiezan a presentar síntomas que iban desde dolores musculares, dolores de cabeza, irritabilidad, hasta desfallecimientos. Los catedráticos empiezan a preguntarse el porqué de estos achaques, nadie sabía discernir la naturaleza de esta sintomatología, hasta que un grupo de médicos estipuló que estos achaques eran provocados por ciertas “pertubaciones en el útero” y empezaron a diagnosticar a estar mujeres con la conocida enfermedad de la “histeria femenina”, la que achacaron a la tensión que le producía a las mujeres los rápidos progresos que estaba sufriendo la sociedad y la vida moderna.


Médico aplicando masaje pélvico
                                                           medico ginecologo explorando suelo pelvico



Este diagnóstico tenía sus bases ya en la antigüedad clásica donde se consideraba que el útero era un animal que se desplazaba libremente por el cuerpo de la mujer al no conseguir lo que deseaba (según ellos, la procreación ya que no debemos olvidar que el placer sexual femenino estaba supeditao única y exclusivamente a tener hijos).

El tratamiento de dicha “enfermedad” consistía en aplicar un masaje pélvico a las mujeres que la sufrían hasta que alcanzaban el paroxismo histérico, es decir, el orgasmo.


¿Y qué tiene que ver todo esto con los vibradores?, os preguntaréis. Pues bien, resulta que las consultas de los médicos ya no daban a basto, cada vez el número de afectadas era más grande y los especialistas terminaban agotados de los tratamientos. Es por ello que empiezan a pensar la manera de hacer menos ardua su tarea y empiezan a inventar numerosos aparatos que les ayude. El primero fue el médico George Taylor que inventó “The Manipulator”, un instrumento vibratorio que funcionaba a vapor pero que no tuvo demasiado éxito debido a que resultó ser algo incómoda y más que facilitar el trabajo lo entorpecía.

                                                                consolador

Años más tarde, el doctor londinense Joseph Mortimer Granville creó un vibrador electromecánico, el primero con forma fálica de la historia, que fue todo un éxito ya que lograba resultados en menos de 10 minutos. Para el año 1902 la compañía estadounidense Hamilton Beach lanzó al mercado el primer vibrador eléctrico.

Fue así como estos aparatos comenzaron a dejar de ser exclusivamente de uso médico y pasaron a comercializarse como un instrumento útil y satisfactorio.


Pero, ¿qué era lo que realmente le pasaba a estas mujeres? Pues ni más ni menos que insatisfacción y represión sexual. A lo largo de la historia las mujeres hemos sido silenciadas y el placer femenino, acallado y relegado a un segundo plano. Afortunadamente y con mucho esfuerzo y trabajo, la mentalidad de nuestra sociedad ha dado un cambio positivo en este aspecto y aunque aún hay mucho camino por recorrer, las mujeres de hoy podemos gozar de una vida sexual plena y feliz. Así que como siempre decimos: “para gustos los colores, ¡y para chichis vibradores!”


FUENTES:


https://www.fundacionindex.com/gomeres/?p=2158


https://www.reporteindigo.com/piensa/histeria-la-supuesta-enfermedad-que-se-curaba-con-orgasmos/amp/